Antes de que despiertes

Antes de que despiertes alejo los fantasmas
de mi lado.
En esta noche en que su presencia me ha hecho
beber de más y escribir versos más tristes.

Antes de que abras tus ojos a los que no oculto nada
me rindo a la paz que descansa en tus labios
y beso tu piel tibia.

Saboreo la libertad eterna de tenerte cerca.
El equilibrio que das a mis erráticas maneras
de quererte.

Antes que despiertes me alejo y te contemplo dormida.
Tus bellas formas silueteando las sábanas,
mi cama desmontadas entre sudor y saliva.

Ahora no hay fantasmas,
y antes de que despiertes y tus manos frías
me rocen la cara, escondo el ron.
Hago unos versos en tu nombre,
y escribo que te amaré antes de que la luz del día
nos desborde.

11 comentarios:

Sil dijo...

Volviste, Ladrón, volviste.
Celebra el Romance tu regreso.-
Con tan prometedores planes, que tarde siglos entonces la luz del día en desbordarte.-

Un saludo a vos y a tu musa dormida.

May dijo...

muy bueno.
Un abrazo, cuidate.

TUITA dijo...

Precioso!

yo mismo dijo...

me gustó :) algunas veces escribí acerca de ese momento al despertar... a mí también me parece poético, esa paz, esa luz sobre su rostro...

un abrazo.

Laura dijo...

Como siempre, me ha encantado. Qué suerte tiene la dueña del cuerpo tibio que comparte contigo sábanas y sudores porque lleva tatuados en su alma tus versos y tu los lees en sus ojos.
Un saludo

Mar dijo...

Hace cuánto no he podido admirar esto?? echaba de menos tener estos momentos en los cuales siento lo que escribes...te veo luego mi angelito...ct-ct^^

Salud y III

Lucina dijo...

Es la mezcla del amor y nostalgia en tus versos que embellecen.
Un beso

Quijo dijo...

Antes que despiertes....me pongo salvo de ti... Un abrazo!

Agustin Letrado dijo...

Cuánta pasión hallo en tus versos! "En esta noche, este mundo..."
Excelente!

Saludos!

SeaSirens dijo...

"Saboreo la libertad eterna de tenerte cerca". Ma ha parecido una frase perfecta, para quien la entienda, está claro, cada cual en el concepto de su vida.
Aprovechar ese momento, y vagar en el éxtasis durante tanto tiempo...

"El equilibrio que das a mis erráticas maneras
de quererte".
La sensación que proporciona, es eso...ese equilibrio emocional que nos embarga, cuando sucumbimos al placer de nuestro amor más puro.

Sencillamente, un poema precioso.
Si me lo permites, voy a seguir leyéndote, cerca, muy cerca...

Besos!

Anacronista dijo...

No dejo de sorprenderme con tus bellos versos...
¿Has pensando en publicar?
Yo me quedo con "me rindo a la paz que descansa en tus labios..."
Hasta pronto, Ladrón de suspiros...

Un beso.