En Barcelona

A pesar del calor asfixiante de Julio
De los paseos en metro que obstaculizaban
nuestros encuentros furtivos en las miradas.
De alejarnos y no encontrarnos los besos.

De que la fuente de Montjuic esté abarrotada de turistas
y tu y yo un poco menos solos.
De que flashes desalmados eclipsen la noche,
y te pierda en cada fotografía.

Sin embargo te encuentro a mi lado como siempre,
con tu mano susurrándome caricias silenciosas.
Con tu calor llenándome de vida.

Te encuentro más bonita de lo que te recordaba
segundos antes.
Más que las últimas dos mil veces que me perdí
entre tus pecas y tus ojos. En tus labios.

Te encuentro.
Sabiendo que no es la última vez que te encontraré
antes de buscarte entre las sábanas.

8 comentarios:

May dijo...

ojalá algún día os paséis por aquí y puedas hacer una mejor q se titule "En Madrid..."

virgi dijo...

¡Qué bonito, qué lindo, qué romántico, que vida que traspasas!
Besos a repartir

María de Jesús dijo...

bellísimo, como siempre, como era de esperar...qué bonita imágen la del comienzo, disfruto mucho tu blog!

Copito dijo...

Que bonita.
Hacía mucho que no pasaba, y siempre gusta volver a leer cosas tan relindas.
Besotes!

Lucina dijo...

Sutiles Versos enamorados.

Un placer.
Besos

iliamehoy dijo...

Saber que no es la última vez que os encontrareís, provoca la infinita felicidad de que conoceís el camino de vuelta a casa....
a los abrazos a las caricias silenciosas, a las sonoras..
Una maravilla
Y una sonrisa

Regina dijo...

Me encanta como escribes, niño. En serio.

Besos!

saudade dijo...

Hasta lo inquebrable termina por romperse...

Gracias