Tres versos: segunda parte



#4

Atenas ardía y la venganza impartía su ley en los juzgados.
Ganaban las derechas y saqueaban los derechos conquistados.
Y a pesar de todo, heridos de muerte, tú y yo nos enamorábamos.


#5

Podemos conocernos al revés.
Despedirnos entre lágrimas
antes de jurarnos amor eterno,
besarnos por primera vez a oscuras
y conocernos entre la sábanas.


#6

No me culpes por tratar de sobrevivir
entre fantasmas e insomnio.
Ya no resulta tan fácil conformarse
con besos y verdades a medias.
Y aunque mi mitad sigue en píe,
busco la tuya en todas las acercas

4 comentarios:

Wanderer dijo...

El otro día me dijeron que la vida es como un tetris, que no somos más que piezas, mitades. Me dijeron que al final todas las cosas que has hecho bien y que encajan desaparecen. Que los errores y los fallos se van acumulando, haciéndose una montaña hasta que pierdes... Porque siempre pierdes. Pierdes hasta que te das cuenta que hay mas partidas que jugar. Y que aquí cada uno se monta su vida con sus faltas de ortografía pertinentes.

Tropiezos y trapecios dijo...

Una vez más tus versos me hacen morirme de envidia por no ser yo quien los escriba pero en fin, siempre es un placer encontrar la claridad que tú no encuentras en las letras de otros.

A pesar de las crisis, los agravios, la desigualdad, siempre quedará un rincón para el amor y al final será lo único que nos salve.

Un abrazo.

Oski.

Sur dijo...

Es que eres un jodido, chaval...

el nombre nunca mejor puesto, LADRÓN...tío,es que robas...yo no sé si estas palabras son tuyas o las has seleccionado de puta madre...
pero es que dejas a uno medio desnudo robandole las fachadas y las palabras...

Te reafirmas en cada post, de verdad, felicitaciones.

Yo sufro una lucha constante entre primero formarme yo. y en eso ya sabes que entra de forma muy fuerte las realidades de éste mundo.
y sufro una lucha constante entre ese paralelismo de buscar tu felicidad o de pronto sentirla y de sentirte culpable por decir, coño a qué tanta alegría? és que a caso te olvidas del allá afuera... y vos jugas muchisimo con eso en tus versos y yo me siento identificada.

VENGA UN ABRAZO TROCO! jajajajaj

ely dijo...

Maravillosas estrofas con ritmo y sensibilidad.
Me tranquiliza leer tus versos, hasta soy capaz de sentirlos y sentirme bien; sobre todo la última estrofa:" y aunque mi mitad sigue en pie, busco la tuya en todas las aceras".
Un fuerte abrazo.