#16 (Analogía complicada)




Soñando hasta siempres me olvide de un no me olvides
oxidado entre los pliegues de un quizá que sonaba a reproche.
Y nunca supe si tu adiós era el portazo a los renglones torcidos
de nuestra historia que acababa,
o el último punto de los suspensivos a todos nuestros besos entre líneas.

En cualquier caso, acabé siendo un cero a la izquierda en tus sumas,
y tú esa ecuación indescifrable.
Y así es imposible decir que hubo algo entre nosotros,
o sólo fue el ascensor que nunca consiguió llegar al postre.


*Fotografía titulada "Quizá" de Mar Argüello Arbe

8 comentarios:

Oski dijo...

¿Querías matemáticas? Pues toma despecho hecho números.

Me vais a llevar a la ruina...pero ojalá todas las ruinas fueran como esta.

Te superas, te superas...

Salud compañero.

sofya dijo...

El amor nos rompe los esquemas y nos rompe a trozos, ¡que versos tan sensibles y que analogías Ladrón de Guevara!...
Están llenos de sensibilidad hasta el tuétano...Son preciosos.

Un abrazo

Ehse dijo...

Excepcional lo que acabas de hacerle a las palabras, sí señor, con metáforas perfectamente hiladas. Uno de los que más me gustan de lo que has hecho últimamente.

Por cierto, si conoces a la fotógrafa, felicitala de mi parte ;)

Un abrazo!

Lucina dijo...

inmenso...

un beso

Ane Elexpe dijo...

Conozco a la fotógrafa y al autor. Es un honor compartir mundo con ellos.

De todo corazón, gracias por estar en mi vida :)

EL Diario de Ely dijo...

Qué preciosidad!!!!! Gracias por hacerme sentir, en dos párrafos, infinitas sensaciones. Un abrazo.

Wanderer dijo...

Muchos significados, como la vida, como las relaciones... Es precioso

Aniquiladora dijo...

Las matemáticas y el amor son incompatibles. En el amor no hay ceros ni fórmulas mágicas ni ecuaciones. Apuesto a que fue el ascensor.

Besosss.