Tres versos: Explicación


#27
Podríamos hablar de tus miedos y las lágrimas,
de las tardes de lluvia y tus silencios.
O, si no estás muy ocupada,
de la forma en que me dejaste sin explicación.



 #46
Entre las lineas de tu despedida volví a encontrar de nuevo,
todos los motivos que me llevaron a tus labios.



#65
Nunca logré entenderte, así que decidí escribirte dos poemas,
uno por si te marchabas por la noche
y otro por si te quedabas para siempre.

14 comentarios:

sofya dijo...

Bonitos versos...

Un abrazo

Ehse dijo...

Qué práctico :P
Pero no sé si es posible llegar muy lejos sin mojarse un poco por el camino...

Nos vemos el jueves :D

Un abrazo!

Oski dijo...

¿Y al final se quedó?
Quizás nunca lo sabremos :-)

Hasta el jueves, hombre del sombrero.

Salud.

Quijo dijo...

Espero que el válido fuera la segunda opción, "el que te quedaras para siempre" .... :)

Abrazo y suerte para el jueves!! :)

San Carbajo dijo...

Y como... "Nunca logré entenderte, así que decidí escribirte dos poemas. Uno por si te marchabas por la noche y otro por si te quedabas para siempre....

Absolutamente genial.

Un beso grande!

Lucina dijo...

#27... va muy bien con este casi invierno.

Un beso

Laura Berenguer dijo...

Precioso.. Además me siento tan identificada. Como escritora no destinatario..

Laura Berenguer dijo...

ENHORABUENA por la novela!!!!!

María Isabel GS dijo...

Son unos versos preciosos, sobre todo el último.

Y ojalá pronto toda tu magia convertida en libro llegue a Murcia.

Un abrazo muy muy fuerte, y mi enhorabuena por esa novela.

:)

Vértigo dijo...

Hubiera dicho justo esas palabras alguna vez si hubiera sabido escribirlas.

Wanderer dijo...

Me encanta el doble sentido de "me dejaste sin explicación". Me encanta cómo detrás de dos de tus versos se ocultan más de cien historias...

Forgotten words dijo...

Me encantan los versos, y lo hacen, ya no solo por la belleza del escrito, sino sobretodo porque cada palabra tiene un significado, uno que solo quien lo ha escrito puede saber lo que realmente quieren decir, y solo quienes los leemos podemos sentirnos identificados de una manera especial y única

Catadora de Sabores dijo...

Hombre precavido vale por dos.

(Y lo bonito que es sorprenderse a sí mismo cuando de pronto eres consciente de que estabas equivocado)

Sandra Garrido dijo...

De nada sirve buscar una explicación para que la herida cierre antes, hay que dejarla sangrar y así toda la sangre que abrasa se hará hielo.
Otro día me dejas leer el de para siempre.

besos Luis