Quizá, volvamos a cruzarnos…

Hoy te he vuelto a ver,
he sabido que eras tú por tus andares,
tú vaga forma de dejar tus pasos en la acera,
tú “sin prisa” por la calle,
el semáforo que espera a que pases.

He recordado fugaz los mismos pasos
por distintas calles,
la misma vaga forma
“sin prisa” por la calle.

He recordado algún que otro chiste malo,
alguna cerveza en vez de algún trabajo.

No he podido saludarte
y me pregunto
si algo habrá cambiado,
si todo lo vivido forma parte sólo del pasado,
o por el contrario te definió
en tu futuro esperado.

Dicen que los golpes
cambian más que los abrazos,
pero somos vino añejo acostumbrado,
a fin de cuentas somos castellanos.

Me pregunto si tendrás
a alguien esperando,
o si esperarás a que alguien
salga del trabajo,

Me acuerdo como soñabas con acariciar un pelo enredado,
hacerla feliz, ser caballero vasallo.

¿Donde nos ha llevado este mundo devastado?
Se antoja caprichoso,
con destinos alejados
¿Dónde perdimos contacto?
cuando juramos enviar un emisario
con las nuevas.

Cada año,
escribía una carta,
y la quemaba por no saber destinatario.

Pero hoy vi tus pasos.
Ojala me hubiesen dicho algo.
Ojala no fuese su aroma tan vago.
Ojala no fuese tú “sin prisa” tan rápido.

Quizá, volvamos a cruzarnos.

7 comentarios:

Sara dijo...

Yo estoy segura de que, con las personas importantes de nuestra vida, siempre volveremos a cruzarnos.
No importa si antes o después, eso son cosas del destino, lo importante es que sucederá.

Porque es así como debe ser.

Te agrego a mi lista de blogs, es precioso. Un beso

Maria del Sur dijo...

Estoy de acuerdo con Sara, pero duele y como, el hecho de ver como se nos va o fue como agua entre los dedos, con esa desesperacion de retenerla...de quedarnos con ella, pero no...se va...

tekakwitha dijo...

Muy buen poema, me gustó mucho.

Y desde luego, hay veces que un cruce dura algo así como la eternidad, de hecho nos gustaría saber construir la eternidad y afincarnos para siempre en ese cruce. Pero bueno, queda resignarse y jugar a retorcer los relojes en otros cruces de otras aceras.

Sole dijo...

es verdad cuando una persona es importante para nosotros,hasta su vaiven recordamos siempre....Si se cruzaran..no lo se

Un saludo

My dijo...

volverás a cruzarte con ella
y detendrá su mirada en tus ojos cansados.
sólo ahí entenderás si ese caminar 'sin prisa' arrastraba consigo la sombra de tus pasos..

un abrazo..

María de Jesús dijo...

cuantas preguntas quisieramos hacerle a la persona que nos cruzamos y que no vemos hace tanto tiempo...cuantas veces queremos regresar el tiempo atrás...sin embargo el vértigo nos hace seguir, casi ciegos, por el sendero de la cotidianeidad, que nos devora...

Anónimo dijo...

Sólo decirte que sigues siendo aquel tío elegante que sigue adelante con la mente en el siglo XX y el corazón medieval!!