Hojas secas

Es otoño,
quizá eso entristezca las aceras,
pinte de marrón los sueños y
bajo un banco,
se enfríe la primavera.

Es otoño y no hay una fría brisa mañanera
que tirite en tus mejillas,
que se adueñe del alba
como la luz que espera en la ventana.
En su lugar queda la alfombra marrón
que viene a nuestro encuentro,
a posarse en la rutina de los que dormitan por las calles,
a invadir su vida, sus soledades.

Es otoño y se ha marchado
la incertidumbre por la puerta.
Nuevos paisajes, viejas esperas al fin de semana.
Sueños en el autobús,
mientras la ciudad levanta su velo negro
por su manto gris-azul.

Es otoño,
y las hojas secas entran en mi casa,
mientras yo espero a que se vaya
el tiempo que me falta para verte,
mientras la ciudad se desentiende
del humo que impide la nieve.
Cuando los coches duermen
y tú y yo vamos al encuentro,
a soñar otro mundo bajo un cálido paseo.

Hojas secas buscan el cielo,
tropezando con la dura realidad del frío suelo,
la triste ceguera del universo.
La estrellas que se ocultan
y mueren sin que nadie pueda despedirlas
con un deseo.

Es otoño,
y en tu cama aún queda el aroma a primavera,
a noches de amor, a noches donde traspasar fronteras
y velar por la paz de tus sueños
esperando, ¿por qué no?
la brisa mañanera.

8 comentarios:

Sole dijo...

Ladron, me gusto mucho tu poesia

Te comento que aca es primavera, pero el tiempo se niega a hacerla parecer,llevamos dias grises y lluviosos, tal el otoño.

Saludos

pd: es cierto, sos de Valladolid, lugar donde murio Colon

pau_malabares dijo...

A mí el último disco de Ismael me gusta mucho, y es verdad que cuando lo vas escuchando más y más te vas dando cuenta de cosas que la primera vez te pasaron desapercibidas, y que te pase eso con un disco es muy bonito! Este disco fue el que hizo que realmente me gustara Ismael, ya que yo lo tenía un poco olvidado y con el nuevo disco volví a escucharlo y a meterme más en su música. Ahora me encanta!
Saludos y gracias por seguir firmándome, aunque últimamente no tengo mucho tiempo de actualizar mi blog, y tampoco estoy en mis mejores días de inspiración... pero bueno, a ver como sigue la cosa jeje

Saludos!

Lucina dijo...

Una de las cosas que no dejan de sorprenderme es la fragilidad de la distancia; escritos como el tuyo dan cuenta de que a pesar de las estaciones, la poesia no tiene fronteras.
Cuando gustes puedes visitar mi momento virtual.
Hermoso escrito
Saludos

Rodolfo Serrano dijo...

Amo los otoños. Esa dulce melancolía que nos hace quedarnos en casa mirando por la ventana. Besos

mamapi dijo...

Las personas que os dedicais al hermoso "oficio" de escribir poesia, o en prosa poetica, dais a la vida otro color, otro aire otra perpectiva.Un viva! por TI! y por tantos que nos hacen ver las cosas de modo diferente
un beso grande

Sara dijo...

Ya te habrás dado cuenta de que yo también adoro los otoños, las hojas secas, las melancolías.

Llega el otoño, y yo sueño. Más que nunca. Sueñan con esos paseos cálidos de los que hablas, lástima que no encuentre a nadie que quiera pasear conmigo, y si algo tienen para mí las tardes de otoño, es ser demadiado duras como pasearlas en soledad.

Un abrazo,

Anacronista dijo...

Acá es primavera y los olores recién comienzan a llegar...
Me encanta el otoño, ver las calles pintadas de hojas caídas y los árboles entumiéndoce de frío.
Un agrado pasar por estos lados...

Besos.

Lucina dijo...

Gracias por tu visita!
Vos tambien formas parte de mis recomendados..
Beso