Huellas en la arena

Me cuentan que ya no sonríes
al oír mi nombre
Que te pesan demasiado las promesas rotas
y los sueños no alcanzados.

Que ya no me odias,
porque para eso tendrías que recordarme,
mirar viejas fotos y maldecirme en silencio.
Y duelen y abrasan todas las canciones que antes eran nuestras.

Algunos dicen que aún esconces
viejas lágrimas que me pertenecen
Que callas más y ríes menos desde la tarde
en que nos dimos por vencidos

No se porque motivo hoy abrace tu ausencia,
y sentí ese frío helado al pensar en ti.
Y lloré como un estúpido al buscar alguna prenda de ropa
que hubieras dejado en el armario

Algo más allá de todos los recuerdos
borrosos que me asedian,
del aire que lleva tu aroma
y el sabor que dejabas en mis labios.

Me acordé de las constelaciones que tus pecas dibujaban
en la piel que besaba como si fuesésemos eternos.

Te escribo esto, que se yo,
porque los días pesan como años,
Y hace mucho tiempo que nadie me da
la mitad de lo que tenía contigo.

5 comentarios:

Haidée dijo...

Me encantan los finales duros en los poemas, donde, después de provocarte esa sensación, te dejan una frase en la cabeza... Lo único que siento es que sea tan triste...

Roxana dijo...

Te felicito Ladrón impregnaste mi corazón con el perfume de tu poesía tan dulce y triste, pero perfecta.Un beso.

Anacronista dijo...

'No sé porque motivo hoy abracé tu ausencia'
Siempre es un buen alto leerte, te lo he dicho, lo repito.
A pocos días de mis vacaciones de invierno, quizá en los días más apresurados, es bueno ponerle un poquito de tu poesía.
He notado que Mar (si me permites llamarle) ha subido nuevas fotos, me han gustado. Tanto como todo su trabajo. Hácele llegar mis respetos.

Un abrazo.

ROP dijo...

Es duro, fuerte... y muy bueno...

Me encanta tu forma de hacer poesía...

Lucina dijo...

Una vez más..
duelen las ausencias
y ni te imaginas en este invierno..

Besos