Una generación en la mochila

Te vas, y contigo desaparecen los ideales que un día se pudieron soñar. Llevaste por bandera la verdad más hiriente, la lucha en cada canción, poema, discurso o sonrisa. Que de ninguna faltaron en tu vida.


Que eras especial y uno de los pocos que quedaban luchando en la trinchera lo sabíamos unos pocos, aquellos que te veíamos como los que eras, un político comprometido, un hombre del pueblo y uno más de los muchos que anónimos -aunque tu nombre siempre será recordado- que vivieron con la lucha diaria de la ignorancia y el pacto de silencio que parece reinar en esta triste y envidiosa España.

Habrá quien tache tu lucha de anacrónica, quien piense que contigo mueren los motivos, los ideales, y sobre todo se disuelve el ejército de los que luchan por un mundo mejor. Otro mundo es posible.

Lamento no haberte conocido, haber compartido en tus libros todo el conocimiento que tenías para dar, y que sin duda dejaste como legado para una lucha siempre necesaria, y que algún día dará sus frutos.

................................................................................................

Os dejo el enlace a la entrada publicada por Rodolfo Serrano, en un maravilloso artículo escrito para El País el 16/10/1999, titulado "El señor diputado actúa en Madrid" donde se reflaja la personalidad de "El Abuelo".

6 comentarios:

Tropiezos y trapecios dijo...

Ayer fue un día triste sin duda. Un referente como cantautor, como escritor y como político, que no tenía pelos en la lengua y mandaba a la mierda en el Congreso a quien hacía falta.

Su lucha no era anacrónica y ha despertado en muchos el sentimiento de lucha también. Ahora él no está pero los que seguimos aquí tendremos que esforzarnos por seguir haciendo cada día este mundo un poquito mejor.

Se va, pero para siempre quedarán sus canciones, sus letras y su recuerdo...

Un abrazo.

Oski.

May dijo...

que voz mas lucida y que perdida mas grande para la razon en este mundo de locura que cada vez cuesta mas entender.
Bonito recuerdo
Un abrazo, may

Ane dijo...

Buen viaje, maestro.

Azul dijo...

Siempre con nosotros, siempre en el alma, siempre en la garganta... siempre grande en la memoria... siempre honesto... siempre...

Lucina dijo...

Sentidas palabras dentro de un homenaje hermoso.

Un beso

Laura dijo...

Deseo que con él no mueran los motivos y los ideales, pero sé que una gran parte de ellos sí lo han hecho.

Un saludo