Para comenzar

Existen muchas formas de coger un camino, y miles de andar sobre él. No debemos obsesionarnos con la idea de que perdemos el norte, o de que tardamos más de lo debido en llegar, como decía el Libro de los itinerarios: Siempre acabamos llegando a donde nos esperan. La meta, es sólo un objetivo, una consecuencia de nuestros pasos. Nada más. Y sin embargo, ¿Cuál es mi meta?


Durante este verano he visto como se deconstruye la razón, como las ideas radicales y el despotismo van colonizando todos los sectores de la sociedad. Quizá este año haya sido especialmente revelador en ese sentido para mi. Y no es que no haya descansado, desconectándome de una sociedad casa vez más impotente ante los atracos a mano armada a los que un gobierno desacreditado nos somete. He seguido con atención los acontecimientos, y he protestado ante los abusos, la ignominia, el desprecio al que a menudo somos sometidos los que creemos que honor, razón y verdad deben ser las patas del código humano.

Sin embargo, también he comprendido que en España, cualquier acción política puede ser enmascarada con una dosis de religión y fútbol. Cualquier acción, incluida aquella que pueda llevarnos a la pérdida total de todo derecho social.

En España, la política, el fútbol y la religión son drogas de doble filo, las dos últimas son utilizadas para dividirnos y para evitar que hablemos de la primera. No es de extrañar, por tanto, que hasta un PSOE desnortado y pusilánime sonría ante la visita del líder de la religión católica, o la perspectiva de 11 encuentros entre el Barça y el Madrid en poco más de un año.

Así, los pocos inconformístas, podrán ser tachados de "perroflautas", violentos, parásitos sociales u otros motes con los que tratar de minimizar al pueblo que, herido pero no muerto, aún sigue reclamando su derecho a opinar.

En definitiva, estoy harto de la palabra recorte (que va en contra de los mismos), de ajustes para ahogar más a aquel que ya no puede respirar, de decretazos que nos cohartan nuestra libertad, de golpes y porrazos a la democracia, de privilegios primitivos y un largo etcétera.

Pero a la vez sonrío porque cada vez que leo algo en internet, descubro que nadie se rinde, que aumenta el número de los que luchamos, que no cedemos sino que avanzamos.

Y con eso -aunque ni el capitalísmo ni dios estén de nuestra parte- llegaremos algún día a la meta, y ganaremos.

10 comentarios:

Laura dijo...

Pues sí, estoy de acuerdo con lo que dices. Es muy triste esta sociedad en la que nos encontramso viviendo ahora. Son muy tristes las circunstancias a las que nos tenemos que enfrentar y es lamentablemente fácil evadirse de todo ello con cualquier excusa. Para mí, ciudadana de a pié, es fácil también hacerlo, y por eso he decidido tomarme unos meses de desconexión casi completa. Las decepciones llegan de todos lados, pero aun así, admiro a quien sigue en la lucha y es probable que yo regrese a ella, pero ahora mismo, sinceramente, no lo sé. Y no sé qué es lo que hay que ganar, Ladrón. A ver si me inspiro un poco cuando empiece el frío.

Un saludo y feliz regreso al blogger world.

Roxana dijo...

Desde este lado del mundo te leo Ladrón y veo que hay a pesar de todo una esperanza, las luchas nos mantienen vivos.
Saludos desde tan lejo y tan cerca en las luchas por un mundo mejor posible.

ane dijo...

Ha merecido la pena esperar tu publicación de Septiembre.

Qué bueno que has vuelto y qué bien cómo has vuelto!

bss

Sur dijo...

Antes que nada...
Buen regreso..o algo así...
espero que no sufras demasiado la crisis post viaje...no sé a mi me pasa...

Total...espero que dentro de todo el trajin te encuentres "bien"

Siempre me has parecido un chico con mucha fuerza y mucha coherencia...

Yo no puedo dejar de seguir reivindicando el poder y la responsabilidad de los pueblos...
una responsabilidad que no es pequeña y que desemboca en una tarea, en un trabajo muy grande pero que es así...
Por una parte me canso de escuchar hablar de recortes desde allá, me canso de escuchar "la politica es una mierda" de parte de los pueblos , me canso de ver cómo acá se gastan las pocas reservas que tiene Argentina e "entretener" a un pueblo y que todos aplaudan como focas....me canso de ver una izquierda dividida, ausente...

No lo sé, son muchas cosas pero si yo tuviera que decír desde donde puede empezar a nacer una solución es desde los pueblos, desde la politización de los pueblos...no sé si tanto del partidismo pero si de comprometerse con la política, de no decir "la justicia aquí en mi país"(porque en Italia dicen aquí en mi país, en España dicen aquí en mi país y en Argentina lo mismo) no sirve...por coño, cuanto más te alejes de esos entes por decir no sirven..más los dejas a sus anchas... no sé..es que me niego..

Yo estudio ciencias políticas y te dejo una frase, de un libro del cual estoy estudiando,que me parece muy bonita :)

"La sensación de que es imposible cambiar la realidad separa a los individuos entre sí volviendolos individualistas, apolíticos. También separa a los individuos como colectivo del Estado, sintiendo que este último les es ajeno. La visión desencantada que afirma que nada se puede esperar del Estado y de "lo políticos" hiere fuertemente la concepción heredada que afirma que la política nacía de los ciudadanos y eran éstos los aportadores del cambio social."

Un abrazo y de nuevo y como siempre perdón por exterderme y por usar tu espacio casi como un desahogo

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias a todos por darme la bienvenida de nuevo, por leer este "manifiesto", y sobre todo por aportarme nuevos puntos de vista.

Laura:

Entiendo tu cansancio, que como el mio, pesa demasiado como para caminar. Pero si no lo hacemos, ¿Qué nos queda?
Ganar... cada uno (para mi) lucha por algo, lo que sea. Para mi, ganar, es no perder.

Roxana:

Gracias por tu calor, que llega para darme fuerzas para escribir, pelear, luchar, ganar...

Ane:

Tu sabes mejor que nadie lo difícil que resulta no desesperarse a veces, al igual que uno inevitablemente se esperanza cada cierto tiempo.

Vuelvo con fuerzas, las que hagan falta, para afrontar la recta final de un, pese a todo, bonito año.

Sur:

Me encanta que te extiendas, porque a menudo eres la nota discordante que refresca la melodía, y casi siempre aportas un punto de vista interesante y enriquecedor. Gracias.

Y gracias por la frase, y por ese toque de atención a los que alguna vez nos hemos quedado aislados diciendo: "esto no funciona", y no hemos hecho nada por cambiarlo.

De lo errores se aprende y los consejos siempre han de ser bienvenidos.

Vértigo dijo...

bienvenido de nuevo.. Espero que el verano fuera bien. Me gustan tus reflexiones.

ane dijo...

..."aunque ni dios ni el capitalismo estén de nuestra parte..."

y cómo me han gustado tus respuestas que son ánimos regalados.

gracias y saludos.

SIL dijo...

La política, el fútbol y la religión son drogas de doble filo, las dos últimas son utilizadas para dividirnos y para evitar que hablemos de la primera.

Caballero, cuán globalizada se ha vuelto esta definición.

Nadie se rinde, la batalla es muy dura, pero no podemos rendirnos.
A nuestro humilde modo, libramos la lucha en la arena de la literatura.


PD. Hace dos años me fui de este sitio, no sé por qué.
Lo importante, como dice un poeta de mi tierra, es que estoy volviendo.

Un abrazo desde Argentina.

SIL

Lucina dijo...

cuando la esencia se convierte en letras...

que bueno es "verte" de nuevo

un beso

Ladrón de Guevara dijo...

Vértigo:

Lo mismo te deseo. Mi verano fue reparador, tranquilo y largo, ¿qué más se puede pedir?

Ane:

Todo lo que pueda decirte aquí resulta poco e insuficiente, pero seguro que ya lo sabes.

SIL:

Me alegro de reencontrarte, pues como bien dices, no importa que uno se haya ido alguna vez, si al volver, trae consigo el regalo de su vuelta.

Lucina:

¿Me puedes hablar de esencia puado tus poemas encierran esa belleza mágica?

Gracias por todo, y a todos, por los ánimos y la bienvenida.