Otro Martes durante muchos años

Otro Martes durante muchos años

Te conocí cuando el amor aún era,
sólo un aleteo lejano que provocaba risa.
Tapar unos ojos y mirar de soslayo,
y siempre esa sonrisa tímida en los labios.

Te descubrí cuando jugaba
a complicar el amor quinceañero,
y tu buscabas en otros ojos,
y era yo quien miraba de soslayo.

Nos encontramos una noche,
un paseo lento una tarde oscurecida.
Yo te dije que te perseguiría,
y que cada martes te diría te quiero.

Al fin te bese una noche furtiva
cuando tus defensas miraban a otro lado,
en esas horas en las que el corazón
se encuentra desarmado.

Aún te aprendo año a año, y conozco a otra tú,
y vuelvo a enamorarme como un adolescente,
y juego tapar tus ojos y esperar
a que otra sonrisa tímida bese tus labios.

Y descubro cada peca de tu cuerpo
encontrándote cada noche entre las sábanas.
Y esta vez soy yo el desarmado
todas las horas que paso a tu lado.

Y te beso y te aprendo.
Me besas y me aprendes.
y vuelvo a enamorarme como un adolescente,
brindando otro martes por seguir tantos años
a tu lado.

5 comentarios:

Laura dijo...

Y cada martes es como nacer de nuevo.

Un saludo.

Vértigo dijo...

oh!!!

ane dijo...

uf!

Ésta es una de esas veces en las que de grande que es la poesía y la sensibilidad, solamente cabe exclamar con dos letras.

Lucina dijo...

Cuando los poetas hablan de buscar la belleza, constantemente ininterrumpidamente. En tus versos vive

Un beso

SIL dijo...

El amor verdadero se reinventa todo el tiempo, y merece estos versos.

Un abrazo.


SIL