Poema sin título



Ya no queda rastro de la ciudad vieja,
de los viejos maestros, de los nuevos poetas.
Del vino viejo y las sonrisas nuevas.

La vieja sangre que recorre mis venas,
con los viejos besos y las miradas nuevas
De viejas lágrimas de heridas nuevas.

De viejas amistades y nuevas promesas
viejos recuerdos y experiencias nuevas.
De viejos hombros para nuevas penas.

Las viejas condenas parecen pesadas,
con sus viejas culpas, y nuevos fantasmas
y viejas redenciones para nuevas esperanzas.

Cuando emprendas viejas huídas acuérdate,
de los viejos fracasos y nuevas estaciones.
Que los sueños sean viejos, pero no las ilusiones.

5 comentarios:

Vértigo dijo...

fascinante.

SIL dijo...

Hay un rastro sublime en estos versos.

Un abrazo


SIL

Sur dijo...

Sabes? me encantan esos versos que empiezan lanzando verdades a la cara y uno, que frente a la verdad siempre es frágil, agacha la cabeza al leerlos y florecen los fantasmas y que llega el final y te remata con otra verdad..la de que sí, todo eso es cierto..pero esto también (Cuando emprendas viejas huídas acuérdate,
de los viejos fracasos y nuevas estaciones.
Que los sueños sean viejos, pero no las ilusiones)
y se marchitan los fantasmas y levantas la cabeza.


un abrazo Ladrón

pd. permiteme odiarte unos instantes por el libro de tu mesilla -.- yo quiero!!!!!!!

Ladrón de Guevara dijo...

Sil,

creo que el rastro sublime de mis versos está en vuestro comentarios y muestras de cariño. Porque los versos no son sólo palabras conjugadas, sino lo que queda despues de ellas. Mil gracias por leerlo.

Sur,

Sólo puedo decir que, cuando leo que mis versos provocan cosas que a mi me provocan otros versos, mi sonrisa ensancha hasta el infinito.

Gracias, porque saber que expresan lo que de verdad intentaba, es algo difícil de conseguir.

Gracias por vuestro comentarios y por el tiempo que invertis en leerme.

Lucina dijo...

Porque "Colores de la Alhambra" llena de iridiscencia tus versos, las estaciones de este lado, o la de tu frontera, las ilusiones de un amanecer sin compromisos.
Un placer visitarte
(como siempre)
Un beso