Madrid, a 12 de marzo de 2013

Pequeña Libertad,

Es increíble que Madrid pueda volverse más frío que el dia que salio tu vuelo, pero aquí resisto en este piso que apenas da para un sofá y una tele. He vuelto a escribir, y creo que tengo algunos proyectos en mente, te hablaré de ellos cuando vuelvas, y así podrás decirme que mis ideas son tan malas como mis chistes. Me he encontrado con Susana y me ha contado que los negocios no van como antes, que cuesta mucho mantenerse a flote, y que ya nadie invierte en lo que de verdad importa. La veo triste, puede que reuna a la panda para la fiesta de la primavera, eso le animará.


Tus padres están pensando en irse de vacaciones a la playa, justo al mismo sitio donde nos conocimos hace ya tanto tiempo. Dicen que es la mejor época para no quedarse quieto, y la verdad, creo que tengo que aceptar su consejo. Empezar a moverme como tú haces, con las maletas ligeras y la sonrisa siempre dispuesta. Mi hermana también te manda recuerdos, debe ser que con el frío todos se acuerdan de los pequeños tesoros. Malos tiempos para vivir, Libertad, y para la cultura, para el arte, y para echarte de menos.


Cuídate mucho,

Guille.


12 comentarios:

Oski dijo...

Malos tiempos...pero los superaremos, porque no nos quedaremos inmóviles al borde del camino y el arte en cualquiera de sus formas, lo puede todo. Vuelvan o no vuelvan los que se marcharon aquí estaremos nosotros, avanzando. Hacia atrás ni para tomar impulso.

Abrazos.

sofya dijo...

Unas letras tristes, llenas de melancolía...Hay tristeza y melancolía en estos malos tiempos que estamos viviendo...

Un abrazo

EL Diario de Ely dijo...

Pero y qué importante es poder contar con una confidente llamada libertad.
Preciosa entrada, un placer como siempre, pasear por estos lares.
Un abrazo

Ehse dijo...

Si lo de la "panda" era un chiste... sí, espero que tus ideas sean mejores. Si no, espero que lo sean las mías.

Ojalá Libertad vuelva pronto. Aquí se la hecha de menos, y es cierto que los tiempos empeoran con su ausencia.

Un abrazo!

Andrea Breq dijo...

la palabra podrá vestirse con melancolía, pero hay un impulso natural que muchos compartimos: confiar en la fuerza que la sostiene y nos sostiene.

Un abrazo,

A.

Lucina dijo...

me he enamorado de esta parte:

"Mi hermana también te manda recuerdos, debe ser que con el frío todos se acuerdan de los pequeños tesoros. Malos tiempos para vivir, Libertad, y para la cultura, para el arte, y para echarte de menos."

Un beso

María Isabel GS dijo...

Son malos tiempos para los soñadores, pero ahí seguimos, dando tumbos por las ciudades e impregnándolas de vida en forma de letras y mil cosas más que no todos ven. De sueños. De recuerdos y "ojalá tú aquí, como antes".

Es una carta preciosa. De verdad.

Un abrazo.

Laura dijo...

Nuevo look! Pero la misma sensibilidad. Me gusta.

Abrazo desde el gélido norte.

ele* dijo...

Gracias a Pandora he llegado aquí.
Malos tiempos para todo, pero frente al mal tiempo buena cara dicen. Si somos positivos y tenemos ganas, si no dejamos que nos hundan, podemos sacarlo adelante. Aunque sólo sea escribiendo en nuestra imaginación ;)

Aniquiladora dijo...

Nunca ha habido buen tiempo para la libertad. A veces pienso que no sabríamos qué hacer con ella.

Besosss.

Vértigo dijo...

Me encantan estas cartas.

Sandra Garrido dijo...

me has recordado aquello de malos tiempos para la lírica, son malos para todo, pero mientra haya quien luche o quien le escriba cartas a la libertad quedará la esperanza.

me gusta lo leido, volveré.

un saludo