Tres versos: Esperanza


#71
Siempre nos quedarán las minifaldas, las piernas infinitas,
las sonrisas arrebatadoras con carmín,
las caricias al rojo vivo, los ojos azul cielo,
las manos finas, las pecas, los mordiscos,
las noches.
#72
Puede que vivir sólo sea la falsa esperanza
de los que esperan que alguna vez cambie el viento
y les lleve a otros puertos.


#78
Receta para curar mis silencios:
Dos tazas de café y tu sonrisa.

8 comentarios:

Catadora de Sabores dijo...

Me reencantó. Me gustó mucho. Comparto!

Que se borren los silencios, que se indunde todo de palabras, café, café, café...ya tenemos plan para la próxima quedada.

Cuidate!

Anónimo dijo...

El ultimo es adorable. El primero una buena esperanza para. "Los hombres"
y el del medio. Ese es el centro.


Muchos besos..... k valgan por mis ausencias.

Sandra
indark

Ane Elexpe dijo...

De momento no tenemos que desenfundar las espadas.

Gracias por hacer poesía :)

Vértigo dijo...

Intentaba elegir uno... pero es imposible... me encantan los tres...

EL Diario de Ely dijo...

Jooooo!!!!!! siempre me emocionas y me robas las palabras. Por algo te llamás ladrón..........
Un abrazo enorme

Ehse dijo...

Supongo que mientras queden café y faldas, podremos amarrar en algún puerto, podremos vencer tempestades.

Un abrazo!

Oski dijo...

A veces me pregunto si estos versos no los irías escribiendo en servilletas y dejándolos por ahí guardados, supongo que eso explicaría la numeración :-)

#71: Y la espuma de cerveza que nos evoca esos recuerdos.
#72: Tal vez tengas razón pero siempre es necesario aferrarse a algo.
#78: Hay que ver lo eficiente que puede ser una sonrisa. Y el café.

Abrazos.

Kris Diminutayazul dijo...

Me gusta, así, a sorbitos. Para qué llenar más el vaso, a veces no hace falta.

Un abrazo gigante, gracias por estar ahí siempre :)