Buenos Aires, a 27 de Septiembre de 2013

Querido Guille,

Gracias. Sé que esta carta llegará antes de que aterrices en Madrid. Y probablemente no te atrevas a leerla en mucho tiempo. Pero me da igual. Tenía que decírtelo por carta, porque es el único lugar entre tu y yo que no entiende de distancias. Gracias por Nueva York (a pesar de lo mucho que odias las aglomeraciones), por llenarla de tus chistes y tu risa. De ese humor que tanto echaba de menos.

Gracias por acompañarme a Buenos Aires y sentirte por primera vez como siempre, aquel niño pesado que soñada con romper reglas y construir muros de sueños. Te diría alguna frase graciosa, pero lo único que necesité esos días eran tus brazos rodeándome y alejando el frío. Soledad me ha dicho que eres el pibe que peor ceba el mate en Argentina, pero te perdona sólo por la cara que pusiste al probarlo.

Sé que te dije que las distancia acabaría mantándonos. Pero sin ti a mi lado, nunca me atrevería a ser quién soy en realidad.

Sonríe,

Libertad.

10 comentarios:

Catadora de Sabores dijo...

creo que junto con las despedidas, la distancia es de las cosas que más odio en este mundo.

¿quién fue el responsable que se encargó de inventarlas?

Oski dijo...

Me encantan las cartas de Guille a Libertad (aunque esta sea justo al revés), creo que ya te las compré para mi futura editorial (sí, ese sueño no se me ha ido de la cabeza)pero te las vuelvo a comprar otra vez si hace falta. Esto tiene que ver la luz algún día.

Siempre hay personas que te hacen más llevadera la estancia en cualquier lugar y sin las cuales estaríamos perdidos hasta con mapas y brújula.

¡Salud!

Laura Berenguer dijo...

Beberemos la distancia, la distancia son sólo kilómetros..!

Preciosa carta!

Laura Berenguer dijo...

Beberemos la distancia, la distancia son sólo kilómetros..!

Preciosa carta!

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

Quijo dijo...

"Pero sin ti a mi lado, nunca me atrevería a ser quién soy en realidad".

Qué gran frase y cuánto dices con tan poco! :)

Un abrazo!! :)

EL Diario de Ely dijo...

Me encantan estas cartas...
Para acercar soledades. Maravillosa.
Un abrazo enorme

sofya dijo...

El agradecimiento ennoblece a nuestra especie y la distancia es sólo distancia...

Un abrazo Ladrón

Ehse dijo...

Maldita distancia... y sin embargo hay distancias emocionales que son mucho peor que la física. Mientras haya cartas, no estarán tan lejos.

Un abrazo!

Vértigo dijo...

A veces creamos nosotros las distancias... Parece que siempre están presentes... O nunca...