Aquella canción no era la nuestra

Aquella canción no era la nuestra,
pero si hubiese sonado un poco más aguda, te habría invitado a bailar a pesar de mis pies torpes.
Podría haberte convencido de que los salvavidas sólo prorrogan lo inevitable,
si naufragas donde lo hizo el Titanic.

Me habría bastado una canción menos para besarte,
pero justo aquella noche cambiaban la hora para quitarle otro año más a nuestra infancia,
y arrebatarnos todos los quizás que acababan en futuro.
Ambos sabíamos que el AVE no espera, pero joder si me importó alguna vez perder dinero para invertirlo en tus labios.

Pero si aquella canción no era la nuestra, ¿Por qué me dolía el alma mientras llorabas?
Ya no me acuerdo, puede que en realidad me doliese el alma mientras yo lloraba,
y que fueses tu la que bailase aquella canción de más que le sobró a nuestra historia,
Y yo simplemente bebiese mientras mi amigo invertía en tus labios.

Sonó demasiado grave el chapuzón en aquel lugar donde naufragó el Titanic.
Sopesé los salvavidas buscando alguno que no me recordase a ti,
e invité a bailar a un sonrisa que necesitaba una canción más
para cometer todos los pecados que imaginé en tu cuerpo.


12 comentarios:

Oski dijo...

Algún día podré decir: Yo compartí escenario con él.

Eres un grande. Te mereces llegar bien alto. No se puede explicar la sonrisa que te sale cuando ves este tipo de cosas.

Un abrazo enorme.

Sandra Garrido dijo...

emocionada de escucharlo de tu voz, porque un poema cobra aún más vida en la voz del poeta.

un abrazo

Vértigo dijo...

Me ha parecido diferente a otros poemas tuyos. Me he emocionado al leerlo y al escucharlo se me ha puesto la piel de gallina. Estoy con Oski, podré decir que tuve la suerte de leerte y de compartir cervezas contigo.

Jota ADP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jota ADP dijo...

Emocionante el relato.
La fotografia y edición del video muy muy buena.
:D

San Carbajo dijo...

Este poema emociona leido por uno mismo. Pero cuando le das al play y suena tu voz recitando cada palabra, con esas imágenes obra de esa pedazo de artista llamada Mar Argüello y esos armónicos acordes, un torbellino te inavde y se escapa por los ojos.

Simplemente precioso

Un beso grande!

Forgotten words dijo...

Increíble ese mundo, clima, ambiente o lugar dentro de nosotros o fuera que has creado con esta entrada... de verdad esa conexión de voz, letra e imagen es alucinante, hace imposible que nuestros pelos no se pongan de punta...
GRACIAS por cada emoción que nos regalas, es lo único que me sale

Marina Morell dijo...

Qué grande. No tengo palabras para describir la cantidad de sensaciones que me ha transmitido.

¡Saludos! :)

Catadora de Sabores dijo...

hay canciones que las carga el diablo y hay que tener cuidado.
Quizas haya que dejarse de excusas y mirar frente a frente a los miedos y preguntarte que vas a hacer para no volver a no hacer las cosas que creíste importantes tras el arrepentimeinto. :)

Mónica PG dijo...

Uff! Increíbles versos pero...escucharlos resulta verdaderamente estremecedor. Cualquier comentario que pueda hacer se queda corto.
Quizás todos evoquemos esa no-canción, ese último baile de pupilas, el beso que no dimos y el instante en el que dejamos escapar lo que creemos que algún día puede regresar...pero que nunca lo hace

Me encantó!

ele* dijo...

Me ha encantado! y con tu voz y el compás del piano ;) FEliz Navidad! ;)

EL Diario de Ely dijo...

Bufff! no tengo palabras.
tan solo que lo he leído y lo he visto y escuchado mas de diez veces seguidas y continuo sin saber qué escribirte. Solo puedo sentir emoción.
Un besazo enorme.