Tiempos de soles fríos (Poesía)

Hace tiempo (un año hará mañana) hice esta misma entrada en prosa, y ahora me gustaría compartirla en forma de poesía. La explicación es sencilla. En las palabras importa no sólo el significado de estas, sino como se digan las cosas. Para gustos:


Atravesamos tiempos duros,
en los que escribir resulta doloroso
y nuestras almas -si alguna vez existió tal cosa-
duelen como puñales.

Lágrimas que alguna vez derramaron
quien aprendió a no llorar.

Atravesamos tiempos en los que pedir perdón,
decir te quiero, o sonreir son artículos de lujo
y no necesidades básicas.

Hace tiempo que desde el mar no se ven las estrellas,
y ningún camino lleva a Roma,
si es que alguna vez decidimos
ir allí por algún motivo.

Perdemos. Siempre lo hacemos,
y la mayoría de las veces de forma estrepitosa,
como si quisiéramos demostrarnos
que el mundo se desmorona.

Asistimos impasible a cada entierro
de los días que nunca fueron nuestros.
De las noches que vivimos eternas,
como si el amanecer nos alejase de los sueños.

Sin embargo, a pesar de las derrotas cercana,
las lejanas, y las que vendrán,
seguimos en pie, brindando con vino
al amor y a la locura de camas tan revueltas como vividas.
Tantas sonrisas entre las sábanas.

Por suerte o por desgracia,
los que escribimos llevamos impresa
la derrota en nuestras letras,
y un punto de amargura a cada paso.

Pero siempre, de un modo incompresible
que roza la magia, nos levantamos,
escribimos de nuevo, sonreimos,

tomamos ese café que levanta el ánimo perezoso
de luchar de nuevo por un futuro incierto
-todos los futuros lo son-
que se nos presenta en los charcos más sucios.

Pero incluso el agua de estos charcos,
alguna vez,
formó parte de un océano.

6 comentarios:

Vértigo dijo...

interesante el cambio de prosa a verso...

Anónimo dijo...

Llevo 15 minutos intentando expresar con palabras lo que me evoca esta entrada. No puedo.

Tiempo de soles fríos y tiempos fríos sin sol. Cabeza alta, esgrimiendo sonrisa. Siempre vuelve a salir el sol... siempre vuelve a calentar.

Laura dijo...

Yo estoy acostumbrada a leerte en verso y supongo que por eso me gusta más así. No obstante, estoy de acuerdo en que el sentido cambia por completo pero ahí está la magia de tus palabras, Ladrón. En el sentido, el sentimiento y la ternura que les das.

Gracias por la prosa y por el verso.

Lucina dijo...

logras transmitir "el sentir"
siempre.

Un beso

favole dijo...

Pues así resulta un texto precioso igual :) Bellísima descripción de las personas que escribimos...acaricia el alma :) Y es que es cierta esta tendencia que tenemos siempre de apostar ganar cuando jugamos a perder...y que sea siempre así :)
Un abrazo inmenso!!!

SIL dijo...

Impresas la derrota y la porfía,
y la magia.

Un abrazo

SIL