Tres versos: Ecos


#7

Muchas noches me levanto
entre los ecos de tus antiguas caricias.
Recordando, quizá soñando,
que una vez fui simplemente feliz.


#8

A decir verdad te he buscado a hurtadillas,
en las líneas de metro que cruzan tu calle,
en un par de canciones,
incluso en aquel libro que olvidaste en mi mesilla.


#11

A la mañana siguiente sólo quedaba olor a tabaco
y a fracaso en la ropa. Dos almas
cansadas y rotas. El sabor de tu piel mis labios
¿Ese era el amor que me prometías anoche?

7 comentarios:

Tropiezos y trapecios dijo...

Sin desmerecer los otros dos, me ha gustado mucho el segundo (#8), supongo que me recuerda mucho a mí

Un saludo
Ehse

Tropiezos y trapecios dijo...

La vida es injusta, mientras unos crean versos como quién masca chichles otros no unimos dos palabras que rimen...en fin.

#7: ¿Pero es acaso una felicidad real? ¿O una felicidad idelizada?

#8: Siempre han de olvidar algo, es como una maldición, y si no se olvidan algo ya nos encargaremos nosotros de encontrar otras cosa que nos recuerden que se han marchado...

#9: Y en esos momentos no sabe uno lo que decir...

Abrazos

Oski.

Laura dijo...

El amor que se promete por la noche y es tan ardiente como efímero. Miedo me da, cada noche, dormirme.

Un abrazo.

ely dijo...

Si los tres versos están encadenados y se refieren a la misma persona, quizá ocurra que las realidades superan a la ficción de noches anegadas en pasiones y promesas que nunca se cumplen, que se olvidan cuando amanece.
Un fuerte abrazo.

Vértigo dijo...

perfecto para un domingo por la noche... perfectos para leerlos en cualquier momento...

Tropiezos y trapecios dijo...

Sumándome a mi camarada Ehse, me quedo con el segundo :) Aunque cualquiera escoge... supongo que depende de la noche el que uno u otro rasgue más el alma... :) Gracias por compartir siempre tanto artista!!! Que tú si que eres un artista, de los que roban suspiros...un todo terreno más bien ;) Un abrazo enorme!!!
Favole

María dijo...

Sensuales tus versos, cruzando caminos, dejando un sabor dulce en los labios tejidos.

Un beso.