Poema para la Inspiración

¡¿Ahora vienes, hija de puta?!
cuando llevo ya cuatro whiskys, y voy por el quinto,
y mañana no me acordaré que te necesité,
para escribir sobre la soledad, o sobre la morena de la barra.

Es más, mañana me acordaré que ni siquiera me gustan las morenas,
y la magia se marchará como lo harás tu,
cuando rompa el alba y recuerde que seis whiskys me impidieron disfrutarte.

Te quiero y te odio a partes iguales.
Te odio porque vienes al séptimo whisky como si siempre hubieses estado ahí.
Y eso, eso es lo que me jode.
Que vienes cuando te da la gana,
y encima me enamoro de ti como si me dieses la vida,
cuando en realidad me matas lentamente cuando me niegas tus besos.

Si me preguntas porque te quiero,
te diré que porque llevo ocho whiskys soñando
con las palabras que traerá la marea en tus labios,
cuando hagamos el amor y crea que puedo ser feliz siempre que quiera.

Me miras y sonríes, y apuro el noveno,
y escribo torpemente cuatro versos que hablan de tu falda.
Te miro y sonrío, porque has conseguido herirme con un guiño,
y desnudarme por sorpresa cuando te creía lejana.

Vienes, y como llevo diez whiskys y no puedo escribir,
le atizo un puñetazo al primero que pasa a mi lado.
Y finalizo la noche con el sabor a sangre y a fracaso en la boca,
con el dolor de tu inoportuna aparición y mi estúpida ocurrencia
de ir a pelearme con el tipo más grande del bar.
¿Ves como al final eres tu, mi amor, la que inicias todas las guerras del mundo?

8 comentarios:

Oski dijo...

Este poema caló hondo cuando lo recitaste con nuestros queridos escritores Bárbaros.

¿Ahora vienes hija de puta? Eso me digo yo siempre.

A mí me cala muy dentro. Si este poema fuera un sombrero me lo pondría siempre (o me lo quitaría).

Salud.

Catadora de Sabores dijo...

supongo que la mejor opción será irse de cañas, de vinos, de whiskis o de rones.
El caso es que venga.
Debe ser que no bebo lo suficiente, quiero pensar que es eso y no que lo que me ocurre es que no vivo suficiente.

Salud.

Sofya dijo...

Son geniales, tu poema y la inspiración, que además por ser como es engancha, y de qué manera.

Un beso Ladrón!

Sandra Garrido dijo...

Así de puta es la inspiración amigo. Viene, se regodea y como o aproveches sus favores ya no los volvemos a atrapar.

un abrazo

San Carbajo dijo...

Me encanta. Anda que no he dicho yo veces eso de, ¿ahora vienes hija puta?

Sin duda, este poema expresa lo que todo artista siente con su preciada inspiración. Esa relación de amor-odio que sólo nosotros entendemos.

¡Un besote!

May dijo...

Este poema son puñetazos de verdades...

Muy grande, Luis.

Un abrazo.

Vértigo dijo...

jajajaja me encanta!!

Ehse dijo...

Este es de los que mola escuchar en directo.
Aun así, creo que tienes poco aguante con el whisky. Tenemos que compartir varios.

Un abrazo!