De vino y tormenta

Serán tus labios, que esta noche me seducen más que nunca.
O esta copa de vino que baila entre mis dedos.
El vestido nuevo, no sé, o tus andares.

Puede que sea esta tormenta que nos retiene en casa.
O la poca importancia que tiene estar solos.
Quizá sea, el suave vaivén de tus curvas.

Será que te hablo en silencio mientras te miro a oscuras.
Una irresistible necesidad de hacerte mía.
Amarte, con la lluvia resbalando en los cristales.

Puede que te desee como siempre,
y que entre la tormenta y el vino
sienta demasiada ropa encima y a ti muy lejos.

13 comentarios:

Sil dijo...

Ser cuestión urgente de deshacerse de la ropa y de las dudas...

MARAVILLOSO !! Ladrón de sensaciones.!

SALUDOS de tu admiradora del sur.

May dijo...

precioso como siempre.
Me gusta mucho la nueva foto.
1 saludo, cuidate.

Ladrón de Guevara dijo...

La foto, perfecta como siempre, es de Mar (puedes verlas en s flick May)

Aprovecho para agradecer vuestros siempre amables comentarios.

Gracias.

K@ri.- dijo...

hermoso, dulce... como siempre!
Aplaudo a tu Musa... que logra tan bellas palabras!

saludos desde este rincon del mundo!

Azul dijo...

Que hermoso... que tendrán las tormentas y el vino...

Ains...

Venía ofuscada de la entrada en mi blog, y me acabas de cambiar el humor... mil gracias

Laura dijo...

Vengo y encuentro cambios en el escenario. Me gustan al tiempo que me alegra que el contenido siga siendo sublime.
HAy que ver lo que evocan los días de lluvia...
Un saludo

Anyta43 dijo...

muy buen poema..:D yo tb soy fan de Marwan y Ramiro.. Te seguiré..

Maria del Sur dijo...

Es como si fuera de Rodolfo
pero cuando era mas joven...

No se, me sabe a eso
el estilo de él
pero con menos años vivido(q sabemos q eso trae sus trofeos y tristezas)

Regina dijo...

"Puede que sea esta tormenta que nos retiene en casa.
O la poca importancia que tiene estar solos."


por qué siempre dices lo que justo necesito oir?¿


Un abrazo enorme

iliamehoy dijo...

Que dulce y limpio suenan tus versos desde este cosmos brumoso y a veces asfixiante.
Una sonrisa lejana

Copito dijo...

Muy bonita.
Con lo poco que me gustan los días de lluvia, consigues hacer algo bonito de algo que me disgusta, ole tu arte!
Besotes!

Clarita dijo...

Pasaba por aquí y me qudé prendada!!
Hermosísimos versos!!!Enhorabuena, un beso, volveré sin duda, me ha encantado tu blog

Carolina dijo...

Puede que sea el momento preciso para olvidarse de la ropa
y dejar que el resto siga su curso...
Algo así como el momento que, aun sin buscarlo, aparece mágicamente encerrando a dos personas en una tormenta..

no se.. se me ocurre


Un abrazo.